¿Es rentable contratar la comunicación de tu negocio?


Las pymes y los autónomos rivalizan en desigualdad de condiciones con las grandes empresas a la hora de captar la atención del consumidor


 

Las grandes empresas tienen ventajas en todo, incluso en la comunicación. Gabinetes con profesionales dedicados exclusivamente a la comunicación de la marca, diseño de estrategias, marketing digital, web’s, blogs, creación y mantenimiento de las redes sociales de la empresa, etc.

Y aquí está es una de las principales ventajas de la revolución tecnológica para los profesionales y empresas. El cambio que ha supuesto la forma de relacionarse con sus públicos y al alcance de todos.

Ya no es necesario realizar grandes inversiones de publicidad en los grandes medios de comunicación. Las publicaciones propias, la facilidad para poseer el propio medio de comunicación (web corporativa y blogs) y red de divulgación (redes sociales) posibilita definitivamente romper con el silencio al que estábamos “obligados” los pequeños emprendedores.
El hecho de acercar la empresa a los clientes reales y potenciales, poder interactuar con ellos, saber lo que necesitan y conseguir que les llegue la información de manera rápida y clara. No es más que la versión “boca a boca” actualizada del Siglo XXI.

 


¿Puede una pyme o un autónomo pagar todo ese personal contratado?



¿Soportar económicamente todas las acciones y desarrollos necesarios para una buena presencia online?
¿Competir con quienes poseen un equipo propio para ello?

La respuesta en principio, puede parecer para muchos que es: “no es posible”. Antes de plantearse las posibles soluciones, es recomendable analizar cuáles son los problemas iniciales y cómo suele ser la comunicación en las pequeñas empresas.

Los problemas más comunes en las acciones de comunicación de las Pymes:

  • El desconocimiento sobre la nueva forma de comunicarse con los usuarios por parte de los responsables de las pymes o de los propios autónomos.
 
  • Infravaloran la efectividad y utilidad de la Comunicación 2.0, de estar online, de hacerse visible en internet a nuevos clientes.
 
  • Desconocer el coste-beneficio de la inversión en Comunicación: Cuando perciben la necesidad, sondean el mercado levemente y observan los precios en el que se mueven la mayoría de las conocidas agencias de comunicación que trabajan con empresas de mayores dimensiones.
 
  • Poner en manos de familiares o amigos su presencia en internet: En un intento de minimizar el coste, entregar la comunicación de su negocio a personas inexpertas o no especializadas en un intento de minimizar el coste es un error. Dejar toda la comunicación y el marketing digital del negocio en manos no profesionales, de manera que las acciones que realizan no serán las más adecuadas o correctas ni efectivas.
 
  • Finalmente, y a consecuencia de lo anterior, no se obtienen los resultados y objetivos buscados, no se consiguen las ventas o contratos esperados. Al observar que las estrategias no proporcionan los resultados esperados, se desiste de la comunicación digital. La solución consiste en ponerse en manos de profesionales especializados.

Las soluciones suponen un coste, con beneficios

  • Personalizar cada caso, lo que me diferencia me hace único.
 
  • Planificar y organizar las acciones rentabiliza las inversiones y da la oportunidad de observar los cambios necesarios y oportunos.
 
  • Ir paso a paso, priorizar las acciones que se deben realizar, por supuesto dentro de un plan organizado.
 
  • Fijar un objetivo claro para ser visible en el mercado Online, el mercado más amplio, que más ha crecido en los últimos años y que mayor futuro tiene.
 
  • Empleo de las estrategias concretas y necesarias.
 
  • Soluciones concretas para cada pyme o autónomo.
 
  • Establecer un espacio temporal para desarrollar campañas eficaces.
 
  • Disponer de un equipo de profesionales coordinados en los mismos objetivos.
 
  • Todo ello supondrá un coste razonable para el negocio que serán recompensados al obtener los beneficios deseados

La solución consiste en ponerse en manos de profesionales especializados, que sepan identificarse con la misión y los objetivos de la idea y paso a paso ir alcanzando etapas y objetivos marcados siempre en un periodo de tiempo y con previsión de continuidad. Todo ello dentro de un plan mayor, que dependerá siempre de las metas del emprendedor.

En otro post analizaremos con más detalle las ventajas que supone dedicar atención a nuestra comunicación.

“Que no se diga, no le conozco, no se a qué se dedica… que se diga siempre: quién hace, qué hace, cómo lo hace, por qué lo hace…” Ana Lopez (Periodista y experta en Gabinetes de Comunicación)